Ángeles Domínguez recogió el galardón y en su intervención preguntó a las autoridades presentes que “¿cómo es posible que tengamos que ser las víctimas quienes lideremos las actuaciones judiciales y asumamos una responsabilidad que debería ser de los poderes públicos?”

Además, en esta IV edición también fueron premiadas, nuestra entrañable amiga, la asociación norteamericana Tuesday’s Children con Premio Internacional “Coraje Cívico”. Un galardón muy merecido que pone en alza la extraordinaria labor que vienen desarrollando desde hace años en favor de los niños que perdieron algún familiar en los atentados del 11-S en Nueva York. Su proyecto más significativo es el Campamento “Common Bond”, iniciado en 2008 y de la que esta asociación tuvo el honor y privilegio de ser co fundadora del proyecto y el socio español de esta maravillosa experiencia.  Irene Villa, víctima de ETA, recogió el Premio Nacional “Coraje Cívico”, señalando en su intervención que "queremos verdad, respeto, libertad y paz, pero paz entendida desde la justicia y sin impunidad".

Los premios son otorgados por el Observatorio Internacional de Víctimas del Terrorismo de la Fundación Universitaria San Pablo CEU. Desde aquí nuestro más profundo agradecimiento a la Institución por el cariño y cuidado que siempre han manifestado a las víctimas del terrorismo.