Meditación: de la serenidad a la atención plena