La Comisión Europea garantiza mayor protección a las víctimas de la delincuencia