La Comisión Europea respalda los esfuerzos para combatir el extremismo violento