Víctimas del terrorismo de toda Europa recuerdan a los heridos y fallecidos en el brutal atentado perpetrado en Londres el 7 de julio de 2005