Comunicado de COVITE: “El día después”